La Consolidación del Cero

Tal y como comenté en anteriores post las probabilidades de éxito de un proyecto emprendedor son mucho más bajas de lo que la gente se piensa.  Según algunos estudios cifran que el 90% de las empresas no llegan al primer año  de vida por diversas causas: Idea poco sólida o inabordable, No implicación del equipo promotor, Falta de recursos económicos, Cambio de circunstancias personales, Trámites burocráticos, Poca mentalidad de negocio del equipo…

En este post, me voy a centrar en uno de los aspectos que creo que menos se mencionan en estos estudios y que han sido claves en el no desarrollo de algunas empresas  EXCESO DE OPTIMISMO ECONÓMICO y el NO CONSOLIDAR LAS FACTURACIONES.

Dentro de este aspecto un error común del nuevo emprendedor es creerse que su idea es la mejor y que fácilmente podrá alcanzar unas cifras de facturación astronómicas sin tener en cuenta que antes de llegar a estas cifras es necesario facturar el primer euro. Así que os dejo una pequeña tabla, que la llamo la CONSOLIDACIÓN DEL “0” con algunos de los hitos de facturación que considero básicos alcanzar:

1)      10€: tu primera facturación. Aunque sea a un amigo o familiar haz tu primera venta, por pequeña que sea, así ya podrás decir que tienes un negocio listo para facturar.

2)      100€: Importe pequeño pero que te demostrará que ya hay gente que puede comprar tu producto/servicio

3)      1.000€: La idea empieza a ser seria, no sirve ni para cubrir los gastos de constitución pero ya podemos empezar a pensar en un futuro.

4)      10.000€:  Ya estamos cerca de nuestro primer objetivo: poder vivir de nuestra idea.  Toca analizar como hemos llegado a esta cifra y es un buen momento para poner al día todo el plan de negocio con la experiencia adquirida

5)      100.000€:  Ya has llegado donde el 95% de las empresas no llegan. El proyecto seguramente consta ya de varios empleados y se empieza a estar en disposición de pensar destinar más recursos a hacerlo todo más grande.

6)      1.000.000€: El sueño de mucha gente,  tu primer millón, el más difícil de conseguir. Enhorabuena, ya te puedes considerar un empresario que seguro que habrás tenido altos y bajos pero ya eres dueño de un futuro prometedor y probablemente con pocas estrecheces económicas.  Este es el momento donde el emprendedor no vocacional verá una salida paradisiaca a su inversión y el emprendedor en serie buscará otras nuevas ideas donde saciar sus ansias de emprender dejando probablemente la gestión de la empresa a un equipo más especializado en grandes empresas.

Estas cifras son sólo unos pequeñas referencias que pueden ir bien a la hora de marcarte objetivos y te servirán para no caer en el error de pensar en tu primer millón en un momento donde una venta de 500€ puede ser muy importante para tu negocio.

Buen fin de semana a todos y os animo a seguirme en mis perfiles sociales si os ha parecido minimamente interesante el post:

Linkedin: http://www.linkedin.com/in/danieloterorodriguez
Twitter: https://twitter.com/danieldoiser

Anuncios