Vigila como tratas a tus clientes: El curioso origen de Lamborghini

Lamborghini Espada

De todos es sabido la importancia de tratar bien a los clientes ya que al fin y al cabo son el principal activo de un negocio. En la actualidad con la potencia que nos dan las redes sociales un cliente insatisfecho puede causar mucho daño aunque sea alguien anónimo/poco conocido.

Este tema será atractivo de tratar con más detalle, ya que en este post quiero centrarme en un hecho histórico que pasó ya hace más de 50 años pero que es un claro ejemplo de que una mala atención al cliente puede ser muy perjudicial:

El orígen de los superdeportivos de Lamborghini

Ferruccio Lamborghini era un importante empresario italiano que había hecho fortuna en el sector de la construcción de maquinaria agrícola, especialmente de tractores. Gracias a sus negocios Ferruccio era capaz de llevar una vida de auténtico lujo y por supuesto, dentro de este lujo se incluían todo tipo de coches deportivos. 

Dentro de sus preferidos, y como buen italiano, tenía especial debilidad por la marca Ferrari, símbolo del país transalpino y marca de referencia dentro de la élite y clase alta italiana, aunque estos tenían un problema, eran poco fiables mecánicamente.

Harto de llevar al mecánico sus Ferraris, Ferruccio Lamborghini decidió contactar personalmente con  Enzo Ferrari, presidente de Ferrari, y la acalorada conversación/discusión que tuvieron acabó con una frase, de Enzo Ferrari, que acabó siendo histórica y cuya repercusión económica es difícilmente calculable: “un fabricante de tractores no puede entender mis coches”

El final de la historia, o mejor dicho principio de la historia de Lamborghini como marca de superdeportivos es mundialmente conocida, siendo hoy en día una marca de referencia en el sector de los superdeportivos.

 

Lamborghini Gallardo
Lamborghini Gallardo

Cuida a tus clientes

Este ejemplo de libro nos demuestra como uno de tus principales clientes se puede hasta convertir en un fiero competidor si no tenemos una buena atención a los mismos y mucho más si les faltamos al respeto.

Por lo tanto una instrucción básica para auto-aplicarnos como empresario o emprendedor y imponer en toda la empresa es que aunque un cliente sea “toca cojones” siempre se ha de tratar con el máximo respeto e incluso si nos llega a quemar demasiado siempre es mejor acabar la relación comercial de buenas maneras a que acabe explotando todo por algún sitio.

Minuto publicitario: Espero que os haya gustado la historia. Para acabar comentaros que en doiser no tenemos descuentos ni en Lamborghini ni en Ferrari pero si que tenemos muy buenas ofertas tanto en compra como en renting de vehículos.

 

Anuncios

Autor: danieloterorodriguez

Socio fundador del portal de compras para empresas y profesionles doiser.com. Profesor asociado en la UPC (dprtmto Organizació Empresas) y colaborador con diversas instituciones. Formador en temas de finanzas, business plan y planes de viabilidad. También tengo junto a Judit Endrino el blog de viajes, ocio y tiempo libre: lavidanoessolotrabajar.com

Un comentario en “Vigila como tratas a tus clientes: El curioso origen de Lamborghini”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s